En mis tiempos de facultad y masters de postgrados en escuelas de negocios de esas famosillas, siempre estudiábamos casos y trayectorias de empresarios que habían triunfado profesionalmente. Tal era el caso de Steve Jobs, Bill Gates, Amancio Ortega o Richard Branson. En todas estas trayectorias siempre buscábamos que maneras de hacer, pensar o gestionar los conflictos compartían todos ellos, ya que habíamos determinado que estas eran una de las claves fundamentales de su éxito.  A raíz de todos  estos análisis, y demás lecturas de libros sobre el tema, confeccionamos un pequeño listado que titulamos: “20 hábitos que tiene la gente de negocios muy exitosa”.

En estos momentos, inmerso en aumentar la capacidad competitiva de mis atletas y buscar recursos para mejorar el asesoramiento a escuelas y federaciones, me ha gustado encontrarme de nuevo con este listado. Después de releérmelo me he dado cuenta que tiene muchas aplicaciones prácticas al deporte. Os dejo estos 20 hábitos con una visión personal de cómo aplicarla al deporte de hoy en día.

 

1.-No asocian el éxito al dinero.

Disfruta con lo que haces. No hagas deporte buscando triunfos y reconocimientos. Rafa Nadal o Cristiano Ronaldo amaban lo que hacían mucho antes de poderse dedicar profesionalmente a ello. Corre y disfruta, los éxitos y los aplausos vendrán solos.

Mateo Cañellas disfruta de los retos superados

Mateo Cañellas disfruta de los retos superados

 

2.-No empiezan su día sin algún objetivo o propósito.

Céntrate en el ahora cuando entrenes. Concéntrate en hacer la tarea encomendada de la mejor manera posible. Olvídate de los tiempos que hacías hace un año o los que creas que deberías hacer, céntrate en hacerlo lo mejor posible en este momento. Exprime el ahora, olvídate del ayer y no pienses en el mañana.

3.-La perfección no es su prioridad.

El plan de entrenamiento perfecto no es aquel que  imita una semana de preparación de los grandes deportistas, es aquel que optimiza tú tiempo disponible para entrenar. Entrena lo mejor que puedas. Si tu día a día solo te deja entrenar 3 días a la semana, ese es tu volumen de entrenamiento ideal. Olvídate de cuanto que te gustaría entrenar y optimiza el tiempo del que dispongas.

 

4.-Alejan a la gente negativa de sus vidas.

La gente positiva no es aquella que aplaude cualquiera de tus resultados o que se traga todas  tus excusas. Lo optimistas son aquel que ven los problemas y te apoyan para que los superes. Olvídate de la gente que edulcora tus resultados o maximiza tu escaso esfuerzo. Los obstáculos se superan, pero con sacrificio, constancia e ilusión, rodéate de quienes así los afrontan.

 

5.-No se enfocan en lo negativo.

No te fijes en la distancia que te falta para poder realizar tu primera maratón o ironman, fíjate en lo que has avanzado desde que te lo propusiste. Disfruta de cada pequeño progreso como si de un éxito fuera, así no solo disfrutaras de haberlo conseguido sino de todo el camino realizado hasta lograrlo.

 

6. -No se dejan caer por el fracaso.

Una derrota solo es un fracaso si tú quieres. Acéptala, aprende y serás mucho más fuerte. En lugar de tirar la toalla cuando las cosas salen mal, aprende y crece a partir de tus derrotas. No cometas el mismo error y trabaja en superarte constantemente.

 

7.-No se detienen por obstáculos.

Los obstáculos son problemas hasta que se aprende a gestionarlos. Cambios de turnos en el trabajo, enfermedades, lesiones o demás imprevistos son normales en el entrenamiento. El problema es no saber a gestionarlos. Cuando se aprende a ello, cada obstáculo se interpreta como un elemento más en el juego del entrenamiento y la competición.

 

8.-No les importa ser juzgados.

Si el objetivo es competir óptimamente dentro de 8 semanas, no importan los resultados que obtengas en este momento en competiciones secundarias. No hay que alterar tu programa de entrenamiento para intentar realizar siempre buenos papeles. La opinión de los demás no es importante, lo fundamental es saber dónde estás y lo que quieres conseguir.

centrate en tus objetivos

Mateo Cañellas: Centrate en tus objetivos

 

9.-No ponen excusas.

No hay que edulcorar los malos resultados ni mucho menos justificar, antes de correr, una posible derrota. Hay que aceptar la realidad. Para mejorar hay que identificar y aceptar el motivo del error. Una excusa es un autoengaño que inhibe el progreso.

 

10.-No envidian el éxito de otros.

Los buenos resultados de los demás deben de servir para aumentar tu motivación. Si alguien cercano ha conseguido una gran marca o un gran triunfo te ha demostrado que se puede hacer. Sus éxitos tienen que servirte como inspiración para  perseguir tus sueños.

 

11.-La familia y los seres queridos van primero.

Hay que buscar un equilibrio entre el tiempo que le dedicas a tu entrenamiento y el tiempo que le dedicas a tu familia o vida social. Sin un equilibrio emocional adecuado es imposible rendir. Estar a gusto con tu vida es uno de los factores que más determina el ser capaz de rendir deportivamente.

 

12.-Se divierten.

Descansa y diviértete. Desconecta del deporte de vez en cuando. Te dará una visión más amplia de la vida y te ayudará a superar los malos momentos. No todo es deporte, aprende a disfrutar de todas las vertientes que el mundo te ofrece.

 

13.-Son saludables.

Ser deportista no es solo salir a correr. Ser deportista es llevar un estilo de vida que conlleva estar sano y en forma. No uses el deporte para poder comer o beber más, eso no es ser deportista, es ser un irresponsable con tu cuerpo. Si quieres ser un deportista entrena, descansa, come y bebe como un deportista.

 

14.-Se proponen metas claras.

Ten objetivos claros, específicos y medibles. No intentes competir en todo pretendiendo rendir siempre. Tu cuerpo solo puede estar en su pico máximo de forma 15 días elige en que competiciones quieres alcanzarlo.  Aprende a diferenciar claramente entre participar, competir y rendir al máximo.

 

15.-Toman decisiones firmes.

La magia de luchar por un sueño es que este es difícil de alcanzar.  No te rindas cuando aparezcan los problemas, ellos serán las anécdotas a contar cuando los hayas alcanzado. Recuerda que los sueños valen la pena porque cuesta llegar a ellos.

 

16.-No juegan a hacerse la víctima.

Hacerse la víctima es la excusa más utilizada para aquellos que no son capaces de dar el 100% en su empeño. Los problemas existen para todo el mundo, la diferencia es que unos están dispuestos a superarlos y otros no.

 

17.-Dejan el pasado atrás

No vivas de tus resultados pasados, sueña con un futuro mejor. Si te has lesionado, te has retirado o simplemente te ha salido mal, levántate, aprende y sigue. El vencedor de hoy es alguien que no se rindió ayer.

 

18.-Aceptan el cambio.

Si como siempre has hecho las cosas ha dejado de funcionar, o han salido otras formas de hacerlo mejor, no tengas miedo a cambiar. Acéptalos, aunque aprende a diferenciar entre mejorías y modas.

 

19.-Siempre están aprendiendo.

Si crees que lo sabes todo, te cierras y pierdes y nunca podrás crecer. Ten la mente abierta, aprende de tus rivales, de tus colegas y de tu entrenador. Lo que sabes hoy te ha traído hasta aquí, lo nuevo que aprendas te permitirá llegar mucho más lejos.

 

20.-Siempre dan las gracias al final del día.

Siéntete agradecido por lo que has conseguido hoy y por la gente que te ha ayudado. Recuerda que para recoger primero hay que sembrar.

 

 

Y ya que has llegado aquí, ¿lo compartirás o me dejarás un comentario?

Que lo hagas es la manera de motivarnos para seguir invirtiendo horas en mantener este blog. Gracias.

Summary
Article Name
20 hábitos de la gente que ha triunfado en el mundo de los negocios que te harán rendir más en el deporte.
Description
Como mejorar en el deporte: Estudio sobre 20 hábitos que tienen en común la gente de negocios muy exitosa aplicados al deporte. Una visión personal de Mateo Cañellas
Author

Pin It on Pinterest

Share This