Aprender a Correr | Técnica para Correr | Como Correr Eficientemente| Correr Correctamente

Como correr determina como mejorar la eficiencia energética, el máximo ritmo alcanzable y disminuye el riesgo de lesión.

I.-La importancia de  aprender a correr correctamente.

Como correr determina como mejorar la eficiencia energética, el máximo ritmo alcanzable y disminuye el riesgo de lesión. Aprender a correr es la clave para poder transformar, en rendimiento, ganancias de fuerza, mejora de umbrales o el simple hecho de comprarse unas zapatillas voladoras o de competición. Veamos el porque aprender a correr correctamente incide en todo esto.

 

Aprender a correr correctamente disminuye el riesgo de lesión.

Al apoyando el pie en el suelo con un movimiento de la pierna de atrás hacia adelante, y normalmente entrando de talón, significa un fuerte impacto sobre la articulación de la rodilla y el tobillo. Si a esto, además, se le suma la dureza del asfalto, unas malas zapatillas, poca condición física en las extremidades inferiores o un abuso del volumen por malos consejos de cómo entrenar, las posibilidades de lesión por traumatismo repetitivo o sobrecarga se vuelven más que factibles. Las lesiones suelen típicas en runners noveles y una de las principales causas del abandono prematuro del ruuning. Para evitarlas se debe aprender a correr correctamente.

Las prisas son malas consejeras para la práctica del running, en muchas ocasiones por el afán de mejorar más rápido los corredores se saltan estadios en su evolución. Al principio todo es fácil, se progresa con el simple hecho de inscribirse a una prueba, pero al final de estas prisas siempre suele estar la primera lesión. Aprende a correr bien, es una inversión de mucho futuro.

Únete a Nuestro Grupo de Entrenamiento

Tenemos Grupos de Entrenamiento Presenciales y Grupos On Line

Contactar

La técnica para correr basada en la frecuencia es limitada.

Correr de una manera pendular (es decir con un desplazamiento de pierna únicamente de atrás hacia adelante) requiere, que para aumentar el ritmo de carrera, se tenga que aumentar necesariamente la frecuencia de zancada. Esta frecuencia de zancada es limitada en cuanto a su manifestación máxima posible.

En cambio correr de adelante hacia atrás (técnica circular), implica la posibilidad de impulsarse y “volar más”, lo que permite ir con una frecuencia más lenta aunque desplazándose mucho más rápido.

Estas dos técnicas para correr, y sus diferencias, pueden observarse perfectamente en una final olímpica de 5.000m.l. por la televisión. Los deportistas de élite parece que van lentos, incluso da la sensación de que es fácil seguir su ritmo, aunque si se calculan los pasos por los miles se observa que son cercanos a los 2.35min/km. Por el contrario, si se observa a los corredores de los puestos retrasados en una popular, y este gesto más acentuado se nota si les da por esprintar cerca de la meta, vemos que para hacerlo mueven muy rápido las piernas de atrás hacia adelante (técnica de caminar pero corriendo) y a su vez  basculan muchísimo el centro de gravedad de arriba abajo, todo corriendo a ritmos cercanos a 5min/km.

Cómo correr más rápido implicar aprender a correr con la técnica denominada circular.

La técnica para correr  determina el ritmo máximo se podrá alcanzar.

Utilizar una técnica para correr correcta es la única manera biomecánicamente posible de desplazarse a ciertos ritmos. Al final, desde el punto de vista de la técnica para correr, los seres humanos somos una serie de palancas que generan diversas fuerzas contra suelo, con un determinado valor, dirección y orientación. El efecto de estas, y sus reacciones sobre nuestro centro de gravedad, es lo que determina la velocidad de desplazamiento. Una técnica para correr que acumule reacciones en sentido contrario o en dirección distinta a la carrera frenará el impulso resultante.

Sin una técnica para correr adecuada nunca se podrán alcanzar determinados ritmos de carrera. Correr más rápido no implica mover las piernas a una mayor frecuencia. La velocidad del desplazamiento viene fijada por la ecuación frecuencia por amplitud. La frecuencia máxima es limitada, con lo que la amplitud es fundamental para alcanzar ciertos ritmos. Un técnica para correr correcta mejora la frecuencia, ya que minimiza los tiempos de frenado y aumenta la amplitud ya que permite aplicar mas fuerza eficiente.

“Equivocarse forma parte de proceso de aprender a correr

 

Tomas falsas en los ejercicios de fuerza especial y técnica para correr del nuestro grupo de entrenamiento. Si ellos al final fueron capaces de aprender, seguro que tu también podrás.

Aprender a correr permite mejorar sin necesitar entrenar más.

Aumentar constantemente el volumen y/o intensidad de los entrenamientos también supone aumentar el  riesgo de lesión. Una manera de aumentar el rendimiento, sin aumentar ni el volumen ni la intensidad de la carga de entrenamiento, es aprender a correr correctamente. Mejorando la técnica para correr, se mejorarán los tiempos en competición ya que se optimizarán los otros parámetros de rendimiento ya alcanzados sin necesidad de aumentarlos.

 

Una técnica para correr adecuada ahorra mucha energía.

Aprender a correr correctamente es correr eficiente

Aprender a correr eficientemente posibilita ir más rápido con menos esfuerzo

Tenemos un pool de energía limitado y los umbrales cada vez son más difíciles de desplazar ¿Cómo se puede mejorar una vez alcanzados esos límites máximos? Pues siendo más eficiente en el uso de la energía. Aprender a correr con una técnica correcta nos permite gastar menos energía corriendo más rápido.

Actualmente se ha puesto de moda el concepto de VAM. Este parámetro simplemente pone de manifiesto la mejoría de la eficiencia de técnica para correr a intensidades cercanas a producción de energía equivalente al VO2Máx. No obstante según sea la distancia a competir debería buscarse otras maneras de medir la eficiencia energética de la técnica para correr. Un velocista, un mediofondista y un corredor de maratón aunque todos manifiestan técnicas circulares biomecánicamente equivalentes (de adelante atrás), deben tener distintas naturalezas de ejecución. Los primeros buscan la potencia y máxima reactividad elástica-explosiva, los segundos la eficiencia en el ritmo meseta de competición y los últimos disminuir el trabajo mecánico del tren inferior pasando la cadera sin frenarla ni mínimamente.

El trabajo de los entrenadores es enseñar a cada uno de nuestros corredores la técnica para correr más adecuada para que este pueda rentabilizar al máximo sus mejorías en fuerza y aporte energético.

¿Tienes alguna observación, comentario o duda?

Entrenamiento running y entrenamiento para correr

Contáctame

Últimos Post’s sobre Empezar a Correr.

Pin It on Pinterest

Share This